5 errores que puedes evitar al comunicar tu propósito

copywriting - propósito

Tu negocio tiene un propósito que tal vez esté muy claro y presente dentro de ti, pero quizás no suceda lo mismo con las personas que trabajan contigo, tus clientes y tu entorno.

En este artículo te invito a reflexionar sobre cómo comunicar tu propósito y evitar cometer errores al emprender esta tarea.

 

Todo empieza con un propósito

Un propósito es una decisión de caminar con un rumbo y una determinación firme de hacer algo con convicción y entusiasmo, sorteando obstáculos y poniendo empeño y valentía. Los negocios con propósitos surgen de un objetivo claro de lo que se quiere ser y, sobre todo, de lo que se desea hacer para que el entorno sea un lugar mejor.

Ni una moda ni una tendencia, una intención y un deseo profundo.

Los negocios con propósito no son una moda ni una tendencia del momento. Surgen de una sociedad más madura y de personas que deciden mirar a su alrededor y poner su granito de arena para cambiar y transformar. Son respetados por una audiencia que legitima los valores y está dispuesto a apoyar su causa. En compensación por su labor, este tipo de negocios ganan la lealtad de un público y el compromiso y dedicación de personas que deciden trabajar en negocios con valores.

 

“Mas que los cimientos son para una casa, un maestro lo es para una orquesta o un lienzo para una obra de arte, un propósito claro es todo para un negocio. Es su identidad y su alma, es lo que le provee una base para afirmarse y un espejo para reflejar su existencia en el mundo”.

                                                                            Diana O’Brien, Deloitte Digital

 

Comunicar tu propósito

Tu negocio fue creado sobre un propósito firme en el que crees, pero a veces tal vez tengas dudas de cómo comunicarlo. No se trata solamente de presentarlo o darlo a conocer, se busca que el público que lo recibe se involucre casi tanto como tú.

Ser capaz de transmitir el propósito de tu negocio tiene una implicancia crucial, ya que del éxito de esta tarea depende que las personas apoyen tu causa y, además, construyan lazos o vínculos que se mantengan en el tiempo. No se trata de una simple compra o una transacción comercial.

Vale la pena detenernos a pensar qué queremos comunicar y cómo lo vamos a transmitir para poder proyectar una imagen real y coherente de lo que somos y de lo que aspiramos a ser. A continuación, te presento algunas de las equivocaciones más comunes y el aporte del copywriting para solucionarlas.

 

5 errores que puedes cometer al comunicar tu propósito

1- Muestra los efectos de tu propósito, más que promocionarlo

Tu propósito tiene que estar presente en tu negocio sin necesidad de ser vendido como un producto. Según Bob Stammes en su artículo “Cómo las marcas fallan en sus estrategias de propósito social”:

“tu propósito no puede ser una campaña de marketing”

porque se parecería a una acción oportunista carente de autenticidad.

Ann Handley en su libro “Todo el mundo escribe” resalta la importancia de mostrar más que contar. Para ilustrar este concepto recurre a una cita del escritor Anton Chéjov

“No me digas que la luna está brillando. Muéstrame su reflejo en el cristal roto”.

En este caso, puede ser más eficaz mostrar los “reflejos” de tu propósito; es decir, los efectos que produce en tu enforno.

 

2- Más emoción, menos información

Puedes contar tu propósito brindando mucha información y describirlo detalladamente. Tal vez llegues a convencer a tus clientes que es válido, sin embargo, no ganarás su adhesión ni conseguirás que te sigan si no llegas a ellos a través de la emoción.

John Surgarman en su libro “Advertising secrets of the written Word” recomienda el ejercicio de volcar todos los sentimientos y emociones en un papel sobre un tema. En este caso sería tu propósito. Ese es el punto de partida y lo más importante. Después podrás agregar solo la información esencial. Si tu propósito conecta emocionalmente con tu cliente, él apoyará tu causa.

 

3-Céntrate en tu propósito, no te desvíes del foco

Quizás tu negocio colabore con otras organizaciones o causas que no estén relacionadas con tu negocio y puedes seguir haciéndolo, pero  sin difundirlo. Según el blog Spoken  es importante  no permitir que tu comunicación se relacione con temas que no se refieran a la esencia de tu negocio.

Es necesario que te concentres en el propósito de tu negocio y las acciones que llevas a cabo. Establece criterios de publicación: cómo vas a transmitirlo, en qué canales, con qué frecuencia. De esta manera, los clientes que son fieles a tu marca sabrán qué esperar de tu negocio. No es suficiente ser coherente y consistente en las acciones, sino también en la forma de comunicarlo.

 

4-Inspira a otros a seguir tu propósito, no se lo impongas

Muchos negocios solamente piensan en comunicar su propósito al mundo, pero no tienen en cuenta la comunicación puertas adentro. La meta de un negocio debería estar presente siempre en todas las personas que trabajan en él. Como afirma Stephen Dupont en su artículo “¿Quieres una marca con propósito”?

“algunos negocios integran su propósito en cada cosa que hacen”.

Puedes hacer que esté presente en todas las actividades de tu negocio si logras que cada uno sienta que cumple un rol para el desarrollo de una causa profunda. Si inspiras a otros con tus acciones, tu propósito dejará de ser solo tuyo y los demás pasarán a sentirlo como propio y a involucrarse junto contigo.

 

5-No hables solo del hoy, cuenta tu visión de futuro

Vivimos en la época de la inmediatez en la que se pretende obtener resultados instantáneos. Los negocios con propósitos tienen un sentido de continuidad y de profundidad que se contrapone con lo descartable y lo efímero. Según Stephen Dupont

“los negocios con propósitos tienen una intención y una visión”.

Si tu negocio tiene una visión a futuro es porque ha reflexionado sobre lo que quiere brindarle a su entorno y al mundo a través del tiempo. Si tiene una intención, tiene una dirección, o sea, una meta. Contar la intención y la visión de futuro de tu negocio puede mostrar que estás comprometido con tu objetivo y que quieres dejar un legado.

 

Seguramente, los negocios con propósitos como el tuyo, surgieron de una idea, pensamiento o deseo. Es muy posible que sean fruto de un objetivo claro y de mucha persistencia que le dieron nacimiento y originaron la creación de un proyecto o emprendimiento. Aún así, quizás se te presenten dificultades para poder expresarlo en palabras y lanzarlo al mundo.

 

La tecnología ha unido al mundo en el sentido de acortar distancias geográficas. Sin embargo, no siempre resulta fácil la comunicación entre los seres humanos. Hoy más que nunca, herramientas como el copywriting vienen a asistirnos, conectarnos como personas, al intentar comprender y apelar a nuestras cualidades más humanas.

 

¿Y tú, qué es lo que más tendrías en cuenta a la hora de comunicar tu propósito?

 

Suscríbete para recibir contenido sobre copywriting, marketing y alguna que otra cosita que te interese del mundo de internet y la actualidad.